Alquife

Desde nuestra Asociación hemos querido otro año más conmemorar el Día Internacional de la Violencia de Género. En la Asociación hemos realizado varias actividades, se prepararon pancartas en contra de la violencia de género y se leyó el manifiesto en el balcón del Ayuntamiento. La Asociación llevamos a cabo una charla en la sede, debatimos entre todas acerca del maltrato, destacando que no sólo existe la violencia de hombre a mujer, sino de mujer a hombre y de mujer a mujer. Este debate no has llevado a la conclusión de que si se hablara más y se escuchara si malinterpretar las palabras se evitaría el maltrato generalizado. Desde nuestra conciencia nos gustaría que todos aprendiéramos a expresarnos sin manipular los sentimientos e inquietudes de lo demás.

A continuación vamos a poner unos versos que también recitaremos:

Áspera textura del viento

Nacida de la selva me tomaste
arisca yegua para estribos y albardas.

Durante muchas noches
nada se oyó
sino el chasquido del látigo
el rumor del forcejeo
las maldiciones
y el roce de los cuerpos
midiéndose la fuerza en el espacio.

Cabalgamos por días sin parar
desbocados corceles del amor
dando y quitando,
riendo y llorando
-el tiempo de la doma
el celo de los tigres-

No pudimos con la áspera textura de los vientos.
Nos rendimos ante el cansancio
a pocos metros de la pradera
donde hubiéramos realizado
todos nuestros encendidos sueños.

Poema de Gioconda Belli.

“Con tu puedo y con mi quiero vamos juntos compañero, compañero te desvela la misma suerte que a mí. Prometiste y prometí encender esta candela. Ya no somos inocentes ni en la mala ni en la buena. La historia tañe sonora su lección como campana. Para gozar el mañana hay que pelear el ahora. NO MÁS VIOLENCIA DE GÉNERO.

Vean vídeo de María recitando el poema en el apartado Vídeos.


El club de las mujeres muertas.
A la que se rebelan, no se callan
las humildes y las mansas;
las que imaginan cosas imposibles,
el derecho a ser felice ;
a las que viven solas, pisoteadas,
la que ya no esperan nada;
a las desamparadas, olvidadas, las que caen y se levantan…

Cuántas vidas humilladas,
cuántas lágrimas calladas.
lo más triste es las tristeza
en el club de las mujeres muertas.

A veces porque miran, porque callan
porque piensan se delatan;
a veces porque cuentan, porque lloran
o porque no entienden nada;
hay quien perdona todo a quien las mata
por un beso, una mirada;
hay quien lo espera todo de quien aman y no pierden la esperanza…

Quemadas, arrastradas por los pelos,
torturadas, devastadas,
violadas legalmente, apuñaladas,
algún juez las mira y pasa.

Dicen que tienen celos y se nublan,
que no saben lo que hicieron
y cuando beben dicen no ser ellos
yo soy yo más este infierno.

Víctor Manuel.

Si es ésta la última
¿cómo parar el tiempo?
si es ésta la última
mañana tarde, no te quiero.
Si es ésta la ultima
¿es el alma lo que pesa?
o si cierro ahora los ojos
¿captaré tu imagen
para con ella
llevaros presas, ligeras?.

Si es ésta la última,
¿romperás más promesas?
me hará la médula oírlo
me la arrancaría verlo.

Si es ésta la última
¿te llamo manaña
o cambiará tu voz?
como se cambia de disco
con canciones de otros,
desconocidos,
o muertos.

Si es ésta la última,
¿dónde queda la primera?
dime, ¿qué hago ahora
con las rosas y las copas
con una vida deshecha
en una sala callada, fría
con una mecha empapada?.

Poema de Roberto de María.

Este trabajo ha sido realizado por María Águila, María San Nicolás, Laura Palma y Loli Núñez.

Anuncios

 
A %d blogueros les gusta esto: